El Gobierno prevé aprobar el Plan Moves a finales de mayo, las ayudas del Plan Moves irán de los 4.000 a los 5.500 euros, en función de si se achatarra un vehículo.

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, ha anunciado que el Plan Moves para el impulso de la movilidad alternativa, cuyas bases podrían aprobarse en mayo o junio, no incluirá como obligatorio el achatarramiento de un vehículo, aunque si se accede a él se conseguirá un incentivo de 5.500 euros, es decir, 1.500 más que si no se opta por entregar un coche antiguo.

El Gobierno prevé que el Real Decreto en el que se regulan las bases del Plan Moves 2020, que incentiva la compra de vehículos de energía alternativa y la instalación de puntos de carga, se publique en el BOE a finales de mayo o principios de junio.

Según ha podido saber La Tribuna de Automoción de fuentes gubernamentales conocedoras de los trámites, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ya ha redactado el borrador con la normativa, que incluiría un presupuesto de 65 millones de euros, y ahora estaría en manos de los ministerios implicados para pulir definitivamente el documento.

De estos 65 millones de euros, 50 procederían de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, de la partida que se había destinado al impulso de este tipo de movilidad —en 2019 se utilizaron los fondos no gastados de 2018—, y los otros 15 millones, de la cuantía no empleada del Movalt Vehículos y del Movalt Infraestructuras, como se denominó este programa en 2017.

Entre las cuestiones que se podrían modificar, se encuentra la obligación de achatarrar un vehículo de más de 10 años para poder beneficiarse de la ayuda a la compra que existía en 2019. En principio, el Ejecutivo estaría barajando la opción de que no sea necesario dar de baja un automóvil antiguo, pero que si se hace se incrementara la subvención. No obstante, este punto puede cambiar, en función de la consideración que haga cada ministerio.

Lo que sí es seguro es que se va a mantener el reparto de los fondos entre las comunidades, ya que esta condición responde a las sentencias del Tribunal Constitucional, que admiten que los incentivos en materia energética son competencia de las autonomías, aunque el IDAE planifique y coordine los planes.

Precisamente, esta territorialización del programa conllevaría un retraso de otros 60 días en su ejecución, ya que una vez que se publica en el BOE, las comunidades autónomas tienen dos meses para perfilar los planes. Sin embargo, como ya existe la experiencia del ejercicio anterior, es probable que en 2020 la aplicación sea más ágil.

En esta ocasión, la dilatación en el tiempo en la aprobación del programa podría incluso ser positiva, puesto que los incentivos entrarían en vigor en julio-agosto, cuando se tendría que haber retomado la normalidad, tras la crisis del coronavirus.

Según ha informado en el webinario organizado por Aedive, la asociación que engloba la cadena de valor del vehículo eléctrico, el incentivo será de 5.500 euros para aquellos que den de baja un coche de más de 10 años y de 4.000 para los que no lo hagan.

Además, en la inauguración de la jornada de la organización que cumple hoy 10 años, también ha aclarado que se van a flexibilizar los porcentajes entre las cuatro líneas —compra de vehículos, instalación de puntos de carga, servicios de bicisharing y planes de movilidad de las empresas— y que en el caso de los incentivos para la adquisición de coches podrán alcanzar el 70% del total, mientras que en 2019 era de entre un 20% y un 50%.

Asimismo, Aagesen ha señalado que dentro de la edición de este curso, que contará con una partida de 65 millones de euros, se incluirá una línea “para adquisiciones para renting” y se incrementará el precio máximo permitido (en 2019 era de 40.000 euros o de 45.000 en caso de ser familia numerosa), puesto que los automóviles con más autonomía son más caros. 

Posteriormente, en el mismo foro, el director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Joan Groizard, ha precisado que el nuevo tope va a ser de 45.000 euros, para permitir incluir coches que sean sustitutivos de los actuales, pero no los de alta gama.

Por último, la secretaria de Estado ha defendido el funcionamiento del Plan Moves Proyectos Singulares, después de que se recibieran 120 solicitudes por un valor de 60 millones de euros en 2019, cuando el presupuesto fue de 15 millones, por lo que ha adelantado que en 2020 se reforzará.

En la primera edición del Moves, además de las ayudas para la compra de vehículos y la instalación de puntos de carga, también se incluyeron partidas para el despliegue de servicios de bicicletas compartidas, así como para los planes de movilidad de las empresas.

via: https://latribunadeautomocion.es/2020/04/las-ayudas-del-plan-moves-iran-de-los-4-000-a-los-5-500-euros-en-funcion-de-si-se-achatarra-un-vehiculo/?v=04c19fa1e772 https://latribunadeautomocion.es/2020/04/el-gobierno-preve-aprobar-el-plan-moves-a-finales-de-mayo/?v=04c19fa1e772